¿ CÓMO ESCRIBIR EN UN BLOG ? LA GUÍA DEFINITIVA




¿ CÓMO ESCRIBIR EN UN BLOG, UNA ENTRADA?


 

¿No sabes cómo hacer que tu blog sea llamativo? ¿Quieres captar la atención de tus lectores y no sabes cómo?  Vamos a mostrarte en 6 simples pasos cómo escribir en un blog.

 

Escribir un artículo no es fácil. Lo podemos asemejar a entrar en el campo de  batalla (internet). Una batalla por encontrar buenas ideas y que éstas consigan captar la atención que merece de los usuarios.

¿Nuestro enemigo? Todas las distracciones que captan esa atención y hacen que nuestros usuarios no lleguen a nuestro blog.

Para ganar esta batalla no basta con ser un buen redactor, vas a necesitar de la ayuda de plugins, de las redes sociales, técnicas de marketing digital como el posicionamiento SEO y todo esto teniendo en cuenta nuestras estrategias de marketing para el cumplimiento de nuestros objetivos.

Sin los conocimientos necesarios anteriormente expuestos, de nada vale que tengas buenas ideas si tus usuarios potenciales no van a poder encontrarte y si lo hacen, echarán un vistazo de 5 segundos y se marcharán. Y no queremos eso.

Así que aquí va mi primer consejo y creo que uno de los más importantes. Antes de ponerte a escribir posts como un loco en tu blog, asegúrate de que sabes cómo escribirlos como un profesional. Y no me refiero a la forma de expresarte.

La buena noticia es que esto es un arte que se aprende, o mejor dicho, que se debe aprender. Y he aquí, la finalidad de este artículo.

 


Pasos a seguir para saber escribir en un blog
Paso 1: Tener en cuenta las 15 normas de SEO On-page
Paso 2: Crear un titular llamativo que atraiga a tus lectores
Paso 3: Escribir una introducción que atraiga y seduzca
Paso 4: Dar consejos fáciles de entender pero difíciles de ignorar
Paso 5: Termina con una conclusión motivadora
Paso 6: Perfecciona el artículo


 

Paso 1: Tener en cuenta las 15 normas On-page (Posicionamiento SEO)

Antes de empezar a escribir tienes que ser consciente de la existencia de unas normas esenciales para posicionar tu artículo de forma orgánica. Quizás te preguntes por qué necesitas de una herramienta como ésta para tener buenos resultados en tus artículos. Bien, el SEO ayuda a que los motores de búsqueda entiendan sobre qué trata tu página y si es útil o no para los usuarios. Por tanto, recuerda tener presente estas 15 normas de SEO.

 

Paso 2: Crear un titular llamativo que atraiga a tus lectores

El principal error que cometen los bloggers es escribir antes el contenido que el título. Sin un titular, no tienes una guía, ni un límite sobre el contenido. Lo que puede llevar a que tu mensaje no sea claro y el usuario se sienta confuso. Por tanto, es importante que le dediques tiempo al título, creando así un esquema mental del contenido.

El resultado de esto será: un artículo claro y conciso, que además mostrará mayor autoridad del blogger.

Te damos 6 consejos para crear un título relevante y llamativo:

 

Consejo 1: Elegir un tema atractivo para tus usuarios

El título debe asegurarle a los lectores que vas a responder sus dudas, aquello por lo que no paran de buscar información y no terminan de encontrar lo que buscan. Pero todo esto, de forma realista, no puedes prometerles acabar con todos sus problemas. De ser así se van a ir decepcionados y eso tampoco es bueno. Y diréis, decirlo es muy fácil, pero ¿cómo lo hago? Tenéis que poner en el título el beneficio que van a obtener una vez lean tu artículo, de forma específica y clara.

¿Cómo averiguar qué es lo que tus lectores quieren o demandan? Para saberlo necesitas hacer un trabajo de campo previo. Por ejemplo, informarte sobre lo que ofrece la competencia y revisar los comentarios que tienen esos post. Es muy importante saber escuchar a los usuario en general. Ellos te pueden dar la clave sobre lo que quieren. Otra práctica que se utiliza cada vez más es, si tienes suscriptores, realizar una encuesta sobre cuáles son los principales problemas con los que se encuentran al abordar ciertos asuntos. También puedes crearte alertas en Google Alerts, sobre temas específicos. Cada vez que alguien suba un artículo o una noticia sobre ese tema, te llegará una alerta a tu correo electrónico.

En resumen, el consejo número 1 es conocer a tus usuarios y darles lo que quieren, sin promesas falsas, de forma clara y directa. Encontrar el tema “perfecto”.

Un ejemplo: Imaginaros que yo hubiera llamado a este post, “La guía definitiva para tu blog”, este título abarca muchos temas. Es posible que haya un grupo de personas que espera la información que contiene, porque tienen esa necesidad. Pero también es posible, que un gran número de lectores (lo más probable) salgan decepcionados, porque quizás esperan información sobre los pasos necesarios para crear un blog (dominio, servidor, etc.), o sobre cómo elegir el nombre para un blog o  tema que se va a tratar,… Por esto, tomé la decisión de llamarlo “¿Como escribir en un blog? La guía definitiva”. Analicé el tema a tratar y sobre lo que iba a contener mi artículo.

 

Consejo 2: Encontrar las palabras adecuadas para el título.

Es importante hacer una buena investigación, como hemos dicho anteriormente y fijarnos en cómo, otros bloggers, ponen los títulos. No estoy diciendo que copies, cuidado, solo que os fijéis y seguramente vas a ver cómo hay palabras y formas de escribir que siempre se repiten.

Por ejemplo, utilizar números, 5 pasos para…, 8 razones por las que…, 4 errores que… También es común la utilización de adjetivos como gratis, esencial, increíble…, la utilización de la lógica con palabras como razón, formas, trucos, hechos, ideas…, utilizar adverbios interrogativos, cómo, por qué,… Tienes que utilizar palabras poderosas que llamen a entrar en el post.

Por ejemplo: (los títulos expuestos son inventados)

– Cómo posicionar tu sitio web en 5 pasos
– 6 razones por las que debes utilizar Facebook
– Por qué es importante el posicionamiento SEO para mi blog

A la hora de seguir estar regla, tenemos que tener algo muy presente, y es que el título no debe ser muy genérico. Debemos hacer que nuestros lectores se sientan comprendidos.

Es decir, vamos a crear “títulos tangibles”. ¿Cómo se hace esto? Poniéndote en la piel de tus lectores. El título debe dar voz a sus problemas. Debe sentirse como si el artículo se hubiera escrito únicamente para darle a ellos una solución.

Por ejemplo: no es lo mismo, “6 pasos a seguir si eres un bloggero” a poner, “6 pasos para conseguir mayor tráfico en nuestro blog”. Otro ejemplo,  “Los mejores plugins para WordPress” se podría cambiar a “4 plugins indispensables para WordPress, si eres principiante”.

IMPORTANTE: Ten cuidado con no revelar toda la información en el título. Si das la solución en el título, los lectores no van a tener la necesidad de entrar en él.

Por ejemplo: “Si eres principiante en WordPress, no puedes olvidar un plugin para eliminar la Caché”. Cuando un usuario lea eso, ya sabe que tiene que tener en cuenta un plugin que realice esta tarea, pero no va a entrar porque ya le has dado la solución.

 

Consejo 3: Lo prometido es deuda.

Antes de ponerte a escribir el artículo, debes hacer una investigación previa y poner unos límite sobre lo que va a tratar tu entrada. A partir de ahí eliges el título. Una vez que tienes el título, debes aferrarte a él. Existe el problema de no fijarse unos límites y hablar de tantas cosas que finalmente es imposible ponerle un título a tanto contenido. Pero también hay que tener en cuenta, el problema que puede suponer, el prometer algo y dar una solución a medias. No te engañes. Es posible que tu intención sea buena, pero es preferible hablar de menos cosas y bien, que de querer abarcar muchas cosas y no dar solución a la mitad.

 

Consejo 4: Evita las palabras vacías.

Supongo que como carta de presentación, una de las cosas que no quieres, es agobiar a tus lectores nada más ver el título. Pues bien, esto es más común de lo que pensáis. Hay veces que se quiere enfatizar tanto en una cosa, que nos pasamos…

Por ejemplo:  “4 pasos esencialmente necesarios para…”, “4 pasos absolutamente necesarios para…”, 4 plugins que debes agregar adicionalmente para…”. “Necesidades básicas de…”

Otra cosa a tener en cuenta es la forma de escribir el título. Recuerda que debe ser directo y conciso y que dentro de lo posible todos los lectores entiendan el mensaje al leerlo. Esto es importante ya que, si el título es dudoso, los usuarios no van a entrar a leerlo. No hay que decir, que la redacción del contenido ha de ser también adecuada. La finalidad de crear artículos, es dar soluciones a problemas que pueden tener otras personas, no crearles aún más confusión.

 

Consejo 5: No utilices palabras muy técnicas

Ten en cuenta que las personas que van a leer tu artículo no son expertos en la materia. Tienes que explicarlo de forma que todos te entiendan.

Por ejemplo, no es lo mismo poner “Cómo conseguir un RFQ adecuado”, que “Cómo hacer más efectivo el proceso de selección de proveedores”.

El título debe de entenderse a simple vista. ¿Cómo voy a pinchar en el artículo si ni siquiera sé qué es un RFQ? Y no esperes que tu artículo tenga 20.000 visitas de lectores que entraron solo por la curiosidad de saber lo que es el RFQ. Los usuario no tienen que adivinar cuál es el beneficio. Al fin y al cabo, se supone que tú debes  “leer sus mentes” para saber lo que quieren, no ellos la tuya.

Por tanto es conveniente evitar el uso de metáforas (a no ser que su significado sea muy obvio), jergas, rimas o término demasiado técnicos y que hagan que se pierdan solo con leer el título.

Ejemplo: “Cómo seguir el camino hacia la gloria de su éxito” Bien, no tengo ni idea de lo que significa eso. La dicha es buena, pero es posible que no se haya plasmado de la mejor forma.

 

Consejo 6:  Mantén tu estilo

Es importante saber que tu “público” sentirá más confianza si los títulos son simples, siguiendo siempre el mismo estilo. De lo contrario los usuarios se sentirán confundidos.

Principalmente para ser consciente de esto tienes que desarrollar tu estilo. Una vez que lo encuentres y lo desarrolles, lo utilizaras de manera consistente para que el público empiece a confiar en tu marca.

De esta forma los lectores van a asociar tu estilo a una característica que si juegas bien tus cartas va a ser positiva y en el momento en el que se encuentre con un titular tuyo lo va a reconocer y automáticamente va a clicar en él. Si es cierto, que para esto tenemos que tener a un público ya fidelizado. Pero para conseguir esto, tienes que mantener tu estilo, ya que los usuarios que te leen lo hacen por eso. Han encontrado algo en ti que no lo han encontrado antes.

 

Paso 3: Escribe una introducción que atrape y seduzca

De acuerdo, ya podemos ir dando respuesta a la pregunta de cómo escribir en un blog, por un lado tenemos las normas SEO que debemos cumplir a la hora de escribir un artículo para caerle bien a Google, y ahora intentamos ser interesantes para nuestros usuarios. Tenemos un título llamativo, gracias al cual, no para de entrar gente a leer nuestro artículo. ¡Lo estás haciendo genial!

Pero ahora toca lo más difícil, conservarlos y que no salgan después de estar 2 segundos en nuestra página. Y para conseguir esto, necesitamos de una introducción que llame la atención al usuario, ¿cómo hacemos esto? Vuelvo a darte unos consejos que te ayudarán en esta tarea.

 

Consejo 1: Empatiza con tus lectores

Tienes que ser consciente de a qué segmento quieres llegar a la hora de crear tu blog. Está claro, que si es un blog sobre temas legales, los artículos estarán escritos con una jerga especial y más técnica. Pero si tu blog trata de, por ejemplo, cine y lo que tratas ahí son críticas a nivel de espectador, no de ser un profesional de la comunicación audiovisual, no lo redactarás igual, que si por lo contrarios, esto esté dirigido a ser una crítica cinematográfica profesional.

Por tanto, a la hora de escribir tienes que empatizar con tus lectores. Demuestra que estás escribiendo desde la perspectiva de una persona, que al igual que la que te está leyendo, ha tenido esos problemas y ha encontrado una buena solución que quiere compartir. Tienes que meterte en el personaje.

 

Consejo 2: Atrae lectores a la página.

Para conseguir que entre gente y que crezca nuestro blog tenemos que trabajar la introducción y para ello te vamos a dar tres consejos. Estos consejos te van a ayudar a redactar la introducción.

– Empezar con una frase corta o pregunta.

– Recorta en palabras: lo recomendable es que la introducción tenga entre 150 y 300 palabras, si nos referimos al SEO, pero como usuario no se aconseja pasar de las 200 palabras. Hay que aprender a escribir con eficiencia y que no necesites 300 palabras dónde con 150 hubiera estado bien expuesto.

– Lee la introducción en voz alta y comprueba que hay fluidez.

 

Consejo 3: Evoca al miedo

Si consigues demostrar a tus lectores que eres un experto, van a interactuar contigo pidiéndote que respondas a dudas o directamente te preguntarán las dudas que puedan tener.

Una de las cosas que siempre funcionan es añadir al principio del post un poco de miedo, ¿qué pasará si no resuelven el problema? ¿Cuál es el peor de los casos?

Al hacer eso, vas a empatizar con ellos, eso lo primero, ya que estás comprendiendo sus problemas y esto va a hacer que se sientan con ganas de ver la solución y por ende, seguir leyendo el post.

 

Consejo 4:  El destino del artículo

Lo último a tener en cuenta es, que cuando estés terminando tu introducción tienes que hacer alusión al beneficio final que va a tener cuando acaben de leer el artículo, pero al igual que dijimos con el título, no lo des todo en la introducción. Con la introducción debes mantenerlos en alerta, deben estar ansiosos por seguir leyendo y encontrar la solución prometida en la introducción y el título.

 

 

Paso 4: Dar consejos fáciles de entender pero difíciles de ignorar

De acuerdo, ahora tenemos a un usuario que pincha en el artículo al leer el título, que se mantiene al ver la introducción y ahora toca cumplir con las expectativas que les hemos creado a nuestros usuarios.

Llegando a estas alturas se puede decir que estamos en la etapa de enamoramiento. Tienes que intentar que los lectores te amen y se ilusionen al recibir una notificación sobre tu nueva entrada. De ti depende que echen un vistazo rápido y se vayan o se queden expectantes a tus consejos.

Paso a darte unos consejos para poder ofrecer contenido valioso para tus usuarios y que no puedan obviar.

 

Consejo 1: Contenido fácil de visualizar.

Tenemos que tener el contenido organizado, que se puedan diferenciar los títulos, los subtítulos o apartados. ¿Por qué es esto importante? Los usuarios deben poder echar un vistazo rápido al contenido para verificar que es lo que están buscando. Si por lo contrario, se encuentran un texto lleno de palabras, del cual, a simple vista no han podido analizarlo, lo más probable es que se marchen sin intentar si quiera leer la introducción.

Además, los usuarios cuando están leyendo un artículo, necesitan poder respirar, paradas que vayan aclarando y asimilando las ideas del artículo.

Es recomendable añadir un subtítulo o apartado cada 150 o 300 palabras. Esto además de ser una condición para la realización de un buen posicionamiento, también tiene sentido para los usuarios, ya que crearas un experiencia agradable, le lectura fácil y clara. Y una buena experiencia siempre se recuerda.

Es recomendable no superar la etiqueta de encabezados h3, ya que si no paramos de crear subtítulos, dentro del subtítulo, el usuario terminará perdiéndose. Y recuerda que un subtítulo pertenece a un título. Hay veces que por querer poner muchos apartados se termina poniendo subtítulos que no tienen nada que ver con el título. Y por último mantén el formato, es decir, si hablas de pasos, consejos o directamente enumerando los subtítulos, mantenlo hasta el final.

 

Consejo 2: Sorprende con algo inesperado

Para conseguir esto, mi consejo es que hagáis un listado con los puntos más importantes y una vez los tengas, intenta dar una perspectiva diferente, si eres capaz de hacerlo. No te estoy pidiendo que prometas algo que no puedes cumplir. Lo único que tienes que ver son tus puntos fuertes y eso trasladarlo al artículo. Tus consejos o la forma en la que los expresas deben ser únicos y útil. Sé generoso con tus lectores, que no te preocupe revelar demasiado información. Si escribes un artículo para dar solución a un problema, tienes que dar la solución, no quieras quedarte a medias por miedo a revelar tus trucos.

 

Consejo 3:  Introducción y conclusión fuerte

Al igual que la introducción, la conclusión debe llamar la atención a tus lectores. Un truco que se utiliza para mantener al lector es, si por ejemplo estamos hablando de 5 consejos, el primero y el último tienen que ser los mejores. Recuerda que tienes que intentar retener al lector hasta el final. Y si el lector ve que según va leyendo el artículo, va perdiendo fuerza, va a terminar por irse y la sensación con la que se quedará al terminar el artículo no será muy buena.

 

Paso 5: Termina con una conclusión motivadora

Tenemos el contenido que atrae y que da solución a un problema, como prometimos en nuestro título e introducción. Y ahora para terminar hay que crear un conclusión que motive al lector para que lleve a cabo lo que se ha dicho y se lleve la sensación de que efectivamente va a lograr terminar con su problema. Evitar nuevos consejos en la conclusión. La conclusión no es para seguir dando información nueva.

 

Paso 6: Perfecciona el artículo

Ya has escrito el artículo y desde tu perspectiva es perfecto. Y seguramente lo primero que pensarás será, voy a publicarlo cuanto antes. Estarás ansioso por ver la respuesta que tienen tus lectores frente a tu artículo.

Pues bien, STOP, tranquilízate. Te recomiendo que dejes el artículo por dos días. Una vez pasen esos dos días, vuelve a sentarte delante de él y vuelve a leerlo.
Si tu publicación no proporciona una experiencia de lectura fluida, tus lectores dejarán de prestar atención. Para evitar esto, debes asegurarte de que tu publicación sea clara y concisa desde la primera hasta la última palabra.

Te doy una lista a tener en cuenta cuando vayas a editar tu artículo:

  • Realiza recortes.  Elimina las palabras innecesarias, oraciones, párrafos, historias, etc. Incluir sólo lo que es absolutamente esencial para transmitir el mensaje. Nada mas.
  • Motiva.  Hacer que tus lectores se sientan como si estuvieras de su lado y dedicado a ellos. No hagas de profesor sabelotodo .
  • Añadir Emoción.  Intenta ponerle pasión, energía y entusiasmo. Si te aburre a ti mismo, imagina a tus lectores.
  • Descomponlo. Si no se puede decir de forma simple, no lo escriba. De lo contrario, lo más probable es que confunda a tus lectores.
  • Utiliza ejemplos siempre que puedas.  Añade ejemplos  para hacer que las ideas complejas sean más fáciles.
  • Se realista.  No intentes imitar un estilo. Cuanto más escribas, antes encontrarás el tuyo.
    Destaca aquello que sea importante.  Utilice negrita y cursiva para destacar conceptos o ideas, pero siempre con moderación.
  • Se firme.  Evitar palabras como “podría”, “puede”, “posiblemente” y “quizás” cuando des un consejo.
    Se consistente.  Asegúrese de que todos los puntos en una lista pertenecen a la misma categoría; una lista de pasos sólo debe enumerar los pasos, una lista de las cosas sólo debe enumerar las cosas, etc. Esto puede ser de sentido común, pero esta regla se rompe con frecuencia.
  • No seas perezoso.  Asegúrate de que toda la información necesaria está dentro del mensaje.
  • Evita las faltas de ortografía.
  • Se honesto.

 

Ganarás esta batalla

Una vez des finalizado el artículo, estará listo para publicar. Si estás empezando en el mundo de los blog, seguramente estarás nervioso, tendrás un poco de miedo. Pero no te preocupes, incluso yo, por muchos artículos que escriba sigo pasando por ese estado de nerviosismo y a la vez de ilusión.

Es normal sentirse intimidado. Pero no es algo que te deba detener.

Con este artículo no se pretende llegar a la perfección, sino simplemente conocer aquellos puntos que nos pueden ayudar a mejorar nuestro artículos.

Dominar aquellos puntos necesarios para conseguir confianza en uno mismo a la hora de escribir. Sabemos que la idea es buena, pero si es cierto, que a veces las formas de explicarlas no son las mejores. Por esto mismo, si mejoramos esta parte, serás imparable.

Así que, ponte manos a la obra, y muestrale al mundo de lo que eres capaz. Y a partir de ahora, cuando te pregunten cómo escribir en un blog, tendrás seis pasos a recomendar.

 


Otros recursos de tu interés que te ayudarán a iniciarte o mejorar, en el mundo del blogger de forma efectiva:

Cómo crear un blog.
15 claves para realizar un buen posicionamiento SEO on-page.
Los 7 errores más comunes al crear un blog.
Cómo potenciar tu blog: 70 formas (gratis) de obtener tráfico.




Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*